#AgroexportaciónSinExplotación

Mapa revela las presiones sobre territorios indígenas y áreas naturales protegidas en la cuenca amazónica peruana

Publicado: 2015-08-12


Este es el primer mapa de su naturaleza que abarca la cuenca amazónica en su totalidad, desde las nacientes de los ríos en la vertiente oriental de los Andes hasta la llanura amazónica, sobre un total de 96 millones de hectáreas, que comprenden 55 áreas naturales protegidas, 2000 comunidades nativas y 5100 campesinas, así como 11 reservas territoriales –propuestas y/o creadas. Por primera vez se incluye información sobre las presiones que pesan sobre las nacientes de los ríos, que son fundamentales para preservar el ciclo del agua en la Amazonía, y también es el primero en incluir información de las comunidades campesinas de la cuenca. El nuevo mapa muestra un número de presiones que pesan sobre los bosques amazónicos:

El mapa revela que el 17% de la cuenca amazónica peruana (17 millones de hectáreas) ha sido destinado a lotes de hidrocarburos, porcentaje que aumentará significativamente luego de la licitación 26 nuevos lotes por parte de la empresa estatal PerúPetro. Loreto y Madre de Dios, zonas especialmente ricas en biodiversidad, son las regiones que verán mayor número de licitaciones: diecisiete y cuatro respectivamente. De otro lado, el 11% de la cuenca amazónica peruana (10 millones de hectáreas) ha sido destinado a concesiones mineras, principalmente en las regiones de Junín, Madre de Dios y Huánuco.

La superficie destinada al aprovechamiento de madera y otros recursos forestales alcanza al 18% de la cuenca amazónica (17 millones de hectáreas, de las cuales 10 millones serán concesionadas próximamente. Con frecuencia las concesiones forestales colindan con territorios indígenas, áreas naturales protegidas y reservas territoriales en la Amazonía, como la Reserva Territorial Isconahua, creada para proteger a pueblos indígenas en aislamiento.

El mapa permite observar que la deforestación ha ido en aumento, y que en el periodo estudiado (2000-2013) más de un millón y medio de hectáreas de bosques han sido deforestadas.

Los mapas evidencian también la creciente extensión de los cultivos de palma aceitera en bosques primarios o en áreas ya intervenidas. Actualmente, hay 600 mil hectáreas declaradas como potencial para dicha actividad, de las cuales 60 mil ya están cultivadas. Las mayores áreas de cultivo de palma aceitera se encuentran en la región de Ucayali. Los mapas también muestran que las extensiones dedicadas a la agroindustria son cada vez mayores

De otro lado, actividades ilícitas, como la minería ilegal y el cultivo de coca, también ejercen importantes presiones sobre el área. La misma fuente establece que la minería ilegal se ha extendido a 13 regiones, siendo Madre de Dios la región de mayor actividad, lo que ha provocado la destrucción de 50 mil hectáreas de bosques. Los cultivos ilícitos de coca alcanzan las 62 mil hectáreas en 13 regiones; las mayores extensiones se concentran en Huánuco, Junín, Pasco y Ucayali.

También va en aumento los proyectos de infraestructura, como carreteras que atraviesan el paisaje andino amazónico, y las plantas hidroeléctricas -existen 170 plantas de las cuales 124 están en operación y otras 46 figuran en los planes energéticos de la cuenca-.

Estas presiones están dejando huellas en los bosques de la cuenca amazónica. Sin embargo, no son las únicas. Los mapas no muestran otras presiones existentes como la agricultura, la ganadería, las trochas o tala ilegal. Es tarea del Estado cartografiar dichas presiones que nos permita tener un panorama más completo de la realidad de la cuenca amazónica peruana.

Para mayor información y adquisición de los mapas escribir a Carla Soria: csoria@ibcperu.org



Escrito por

Instituto del Bien Común

Trabajamos con comunidades rurales para promover la gestión óptima de los bienes comunes, tales como territorios comunales, cuerpos de agua,pesquerías y áreas naturales protegidas


Publicado en